fbpx

En mi último BLOG, hablé sobre el “Grind”. Cuya definición es: una tarea continua repetitiva, que uno tiene que aguantar. Una y otra vez. Para tener éxito. Ya sea, lidiar con problemas difíciles de recursos humanos. Levantarte temprano para hacer tu ejercicio. O frente a la página en blanco para encontrar esa obra maestra de escritura. Estas son cargas rutinarias, interminables, mundanas, que uno tiene que soportar. Sin el cual no hay esperanza de lograr el triunfo de ningún tipo. No importa qué.

Dado que no hay forma de escapar del Grind, la artimaña radica en la forma en que te hablas a ti mismo al respecto. Decir “soy el tipo de persona que ama esto” incita a un cambio en el nivel de identidad. Es una forma de reprogramar la forma en que te ves a ti mismo. Te empodera para ser tu ser ideal y superior. Es el nivel más profundo de cambio que puedes lograr.

Quizas algúnos de ustedes se conectaron con ese mensaje. En este blog profundizaré en el cómo.

 

¿Cómo te hablas a ti mismo para lograr el cambio de identidad?

Voy a describir dos técnicas que pueden ayudarte a hacer precisamente eso, es decir, dos estrategias para ayudarte a amar las cosas que odias hacer.

Estrategia 1: “Tener un alter-ego” al “Efecto Batman”.

¡Espera! Permítanme presentarles primero a mi alter ego, Super Yol. La telefonista Yol es una comunicadora y un artífice de la palabra super suave. Atiende cien llamadas al día en rápida sucesión, activando el encanto cada vez.

Lo que hace Super Yol, no podría hacerlo tan bien en un día cualquiera. Porque yo, Yolette normal, encuentro que llamar es increíblemente frustrante. Sé que es algo que tengo que hacer por mi negocio. Sé que tengo que comunicarme para traer contratos, pero, la sola idea es terrible.

Aquí es donde entra mi alter ego. Y, a diferencia de mí, esa mujer hace el trabajo sin sudar.

Cada vez que te encuentres diciendo: “no puedo hacer eso”. Crea un alter-ego, que pueda hacer eso. Crea una personalidad para tu alter-ego, una que sea más propicia y productiva para la tarea. Y separarte del alter-ego te ayuda a conservar tu sentido de identidad en su mayor parte.

Si me preguntas, esta estrategia es oro absoluto. ¡Puedes usarlo para cualquier cosa!

  • Antojo de esa barra de chocolate, “Soy Iron woman-Yolette”. no anhelo
  • Agotado de escribir, “Soy Yol-Shakespear”. Nunca me quedo sin palabras o ideas.
  • Si me encuentro desplomado y quisiera mantener una buena postura. Bueno, soy “Stallone-Yol”, me siento alta, erguido y fuerte.

Hay un artículo de la BBC que profundiza un poco más en esto. Se titula: El ‘Efecto Batman’: cómo tener un alter ego te empodera.

Ah, y si quieres ver un alter ego en acción, mira este clip de la exitosa comedia Silicon Valley. Mire, puede ver a Jared transformarse en Ed Chambers para cerrar un trato con Microsoft. (Advertencia: Lenguaje fuerte).

 

Estrategia 2: crea un anuncio para ti

Solía ​​odiar cualquier forma de ejercicio realmente. Pero un día me encontré con un anuncio de Nike. Decía “¡De Couch Potato a 5k, en 3 meses!”. Pero ¿podría ser una máquina esbelta, mezquina y en funcionamiento? en solo 3 meses?

Eso me animó. Y comencé mi viaje de fitness. Desde entonces, cuando me estoy quedando sin inspiración, reproduzco un anuncio de Nike en mi cabeza. Sí, me duelen los músculos y la pierna, pero soy el tipo del anuncio de Nike. Me presento, pase lo que pase.

No necesitas depender de un anuncio de Nike. Puedes dirigir tu propio anuncio. Completo con banda sonora y multitudes vitoreando.

Una vez que comencé a estructurar mi actitud de esta manera, hacer ejercicio fue una oleada de alegría. Los pensamientos malhumorados y autolimitantes se convirtieron en pensamientos emocionantes, ¡mientras estaba empapado en sudor!

¡Eso es todo! Dos estrategias.

¿Por qué funcionan? Todo por la misma razón. Estás visualizando, asociándote a una versión superior de ti mismo. Estás comenzando a cambiar a nivel de tu identidad. ¡Quién eres! No sólo a nivel de hábito o acción.

Una vez que comiences a refinar tu sentido de tí mismo, tu perspectiva encajará.

Entonces, ¿de la estrategia 1 o 2? ¿Cuál fue tu favorito? ¡Avísame, me encantaría saber de ti!

Yolette Sillery.