fbpx

La Psicología de las Organizaciones se encarga de estudiar las formas en las que las empresas pueden adoptar políticas para no solo obtener beneficios a corto plazo con los recursos de los que se dispone, sino además lograr que los miembros de la plantilla se sientan satisfechos con su puesto de trabajo y hagan posible que el proyecto sea sostenible a medio y largo plazo, sin depender de la entrada y salida constante de trabajadores.

Y es que los tiempos en los que se veía la paga del final de mes como el único incentivo que las empresas debían darles a sus trabajadores ya son cosa del pasado; hoy en día se sabe que es un grave error ver a los empleados como robots que trabajan a cambio de dinero. Si bien el trabajo no es la vida, sí es una parte muy importante de ella, y por eso es necesario que las organizaciones se adapten a las necesidades, intereses e inquietudes de sus miembros… Lo cual pasa por ayudarles a velar por su bienestar y su salud mental.

 

4 estrategias que toda empresa debe considerar para fomentar la felicidad de sus empleados.

Ninguna empresa debería tener como objetivo hacer que todos sus trabajadores sean felices en todo momento, en parte porque eso es imposible, y en parte porque ello supondría entrometerse de manera inadecuada en la vida privada de los miembros de la plantilla.

Sin embargo, sí que resulta razonable diseñar formas de organización y de creación de espacios de trabajo que se lo ponga fácil a los trabajadores a la hora de alcanzar la felicidad por sus propios medios.

En este sentido, actualmente existen algunas pautas y consejos generales que las empresas pueden seguir para contribuir a crear un mejor clima laboral e impulsar dinámicas de trabajo que no dejen de lado el lado emocional de los trabajadores, fomentando su autorrealización y satisfacción de metas vitales.

 

1. Ofrecer canales de comunicación más flexibles.

La comunicación eficiente entre los miembros de la empresa y entre superiores y subordinados es esencial tanto para el correcto funcionamiento de la organización como para la autorrealización laboral de sus empleados.

Por lo que una de las labores esenciales de la empresa u organización de todo tipo es la de facilitar canales de comunicación flexibles en todo momento (no solamente de arriba a abajo) para que cada trabajador pueda comunicar libremente todo aquello que necesite, tanto en el ámbito laboral como personal.

Nuestra formación de Streamline: Comunicación enfocada y efectiva, ayuda a establecer un protocolo de comunicación que, sin duda, mejorará la comunicación entre los colaboradores. Conoce más de esta formación en esta máster class.

 

 

2. Formar en estrategias de organización y planificación dinámica.

La gestión del tiempo también es una habilidad esencial en cualquier puesto de trabajo con la que cuentan muchos empleados. Un buen rendimiento en la planificación y en la productividad benefician tanto a la empresa como al trabajador, y contribuyen a aumentar la felicidad del empleado en cuestión.

Nuestra formación Organización y Planificación Dinámica, ayuda a potenciar al máximo la productividad personal y organizacional de los colaboradores, otorgando un nuevo enfoque para adquirir las habilidades necesarias que incrementan los resultados día a día. Conoce más de esta formación aquí.

 

3. Delegar y marcar objetivos claros.

Delegando tareas importantes a otros empleados contribuimos a aumentar su responsabilidad, hecho que a menudo influye positivamente en su autoestima y sus niveles de felicidad en la empresa.

Tanto el hábito de delegar como el de marcar objetivos claros sirve para que el empleado esté motivado de manera sostenida en el tiempo y tenga siempre objetivos laborales importantes que cumplir en su horizonte profesional, sin sufrir la incertidumbre de si está realmente aportando el tipo de trabajo que la empresa necesita.

Nuestra formación Getting Things Done: Manejando el flujo de trabajo, ayuda a crear un sistema de organización confiable de los asuntos personales y laborales, con el fin de tener control y mejorar la toma de decisiones. Conoce más de esta formación en esta máster class.

 

4. Vigilar los factores distractores del espacio de trabajo.

Preocuparse porque las instalaciones y los materiales de trabajo sean cómodos, se adapten al trabajador físicamente y no afecten su concentración, es otra de las tareas que podemos llevar a cabo para mejorar la felicidad del empleado.

Contar con instalaciones en buen estado es esencial para el correcto funcionamiento de una empresa, y algunos de los materiales de trabajo e instalaciones que debemos tener en cuenta de manera especial son las sillas y mesas, la iluminación, la temperatura de la oficina, la higiene, la circulación del aire, etc. Ya que todos ellos influyen en la capacidad de concentración y atención de los colaboradores.

Nuestra formación Mejor enfoque: Más tiempo y menos estrés, ayuda a reconocer las distracciones, evitar el multitasking, administrar mejor las tareas, compromisos y pendientes, a través del entendimiento de cómo funciona la mente. Como resultado, se logra hacer más con menos esfuerzo. Conoce más de esta formación aquí.

 

¿Quieres mejorar el bienestar de tus trabajadores?

Si te interesa transformar tu empresa en un lugar que haga más fácil sentirse emocionalmente conectado con el trabajo que se hace, te invitamos a reservar un espacio en nuestra agenda para que conversemos sobre cómo podemos ayudarte. Reserva tu asesoría gratuita aquí.

 

Descarga este E-book y conoce los 7 errores que te impiden lograr el objetivo.