fbpx

El objetivo de Getting Things Done GTD® es crear un equilibrio entre la vida personal y profesional. GTD® es mucho más que poner todo en listas de acción y establecer objetivos semanales.  Es un sistema que te permite tener el control y el equilibrio de tu vida personal y profesional.

Con GTD®, aprendes a establecer prioridades y aprovechar al máximo tu tiempo, impulsando tu productividad y eliminando de tu vida la sensación de sobrecarga.

La gran diferencia al trabajar bajo la metodología GTD®, radica en poder trabajar con una mente tranquila y encontrar el equilibrio para una productividad libre de estrés. Objetivamente, construyes una rutina basada en la disciplina y la organización.

 

GTD® para tu empresa

Una buena compañía es reconocida no solo por hacer un excelente trabajo en su área de especialización, sino también por cuidar bien a sus empleados. La calidad de vida en el trabajo es esencial para que los empleados se sientan bien y estén dispuestos a producir con calidad.

Al ofrecer capacitación especializada en tu organización, perfeccionar o desarrollar nuevas habilidades podrás aumentar la productividad del grupo.

No es nuevo que nuestra rutina haya cambiado con la pandemia. De repente, necesitamos salir de nuestras oficinas, cambiar comportamientos y aislarnos lo más posible.

Puede parecer fugaz, pero es necesario darse cuenta de que muchos cambios llegaron para quedarse y los impactos serán permanentes.

 

¿Qué ha cambiado?

Con la necesidad de aislamiento experimentamos una verdadera transformación digital, las tecnologías nunca han sido tan necesarias en nuestra vida diaria. En los tiempos que vivimos, pensar en pasar un día sin internet puede ser una pesadilla.

La oficina en casa, una opción que antes parecía distante y poco productiva, sorprendió a muchas empresas y mostró los beneficios de trabajar desde casa. Reuniones más objetivas, menos tiempo en el tráfico y más tiempo con la familia, son algunas de ellas.

Los negocios con establecimientos cerrados han necesitado reinventarse.

Las relaciones interpersonales también se vieron afectadas directamente.

Con el aislamiento, la salud mental de la población se vio sacudida y los líderes deben estar preparados para enfrentar este delicado tema.

 

¿Cómo adaptarse?

Aunque todavía estamos experimentando esta transformación, algunas técnicas pueden ayudarnos a adaptarnos mejor. GTD® es una de ellas, con la práctica del método aprendemos a incrementar nuestra productividad sin agobiarnos, tema directamente ligado al manejo de nuestra mente.

Con la metodología GTD®, además tenemos una rutina menos estresante, con planificación y organización logramos reducir la ansiedad y con ella sus efectos negativos.

Desarrollar nuevas habilidades también es fundamental, aprender a tener disciplina y resiliencia para afrontar los nuevos retos de frente.