fbpx

De acuerdo a un artículo publicado por iProfesional el 05/12/2021, la inteligencia no es sólo saber mucho o responder bien algunas preguntas, sino que hay cualidades específicas de las personas inteligentes.

 

Nos referimos específicamente a estas 15 cualidades:

 

1. Adaptación:

Las personas inteligentes son flexibles y capaces de adaptarse a distintos entornos de trabajo.

La inteligencia depende de nuestra capacidad para cambiar comportamientos con el fin de adaptarse de manera más eficiente al medio ambiente.

 

2. Entienden cuanto desconocen:

Ser inteligente también es tener la capacidad de admitir cuando no se conoce o no se entiende un concepto en particular. Es decir, no tener miedo de decir o de admitir que no se sabe de algo en particular.

 

Esta característica deseable se sustenta en estudios realizados por los científicos Justin Kruger y David Dunning, quienes encontraron que mientras menos inteligente es una persona, más tiende a sobrestimar sus habilidades.

 

3. Son curiosas:

Como dijo Albert Einstein: “ No tengo talentos especiales, sólo soy apasionadamente curioso…”

Existen investigaciones que sugieren un vínculo entre la inteligencia infantil y la disposición a nuevas experiencias. En definitiva, preguntarse continuamente por todo aquello que rodea nuestra vida, es una disposición a la inteligencia.

 

4. Tienen la mente abierta:

Las personas inteligentes suelen ser abiertas a nuevas ideas y oportunidades.

La evidencia demuestra que el tratar de buscar cuidadosamente nuevos puntos de vista, perspectivas y evidencias objetivas, conduce a obtener mejores resultados en los exámenes de inteligencia.

 

5. Disfrutan el tiempo que pasan a solas:

Un estudio publicado por el British Journal of Psychology determinó lo siguiente:

  • Las personas que viven en ciudades con una mayor densidad poblacional tienden a reportar una menor satisfacción con su vida en general.
  • Entre más interacciones sociales tenga una persona, mayor será la felicidad que siente.

Esta encuesta aplicada a más de 15.000 personas, tiene su excepción: para las personas inteligentes, estos resultados suelen disminuir e incluso invertirse.

Por lo tanto, las personas inteligentes mientras más socializan con sus amigos, menos satisfechos se sienten.

Estas personas están más enfocadas en algún objetivo o proyecto a largo plazo mas que a socializar con otros.

 

6. Son divertidos:

Las personas altamente inteligentes tienen un gran sentido del humor.

Un estudio demostró que las personas que trabajaron con caricaturas más divertidas obtuvieron mejor puntuación que el promedio en medidas de inteligencia.

 

7. Tienen autocontrol:

Las personas inteligentes son capaces de superar la impulsividad al planificar metas claras, explorar estrategias alternativas y considerar consecuencias antes de que éstas comiencen.

Los científicos han encontrado una conexión entre el autocontrol y la inteligencia.

En un estudio del año 2009, los participantes tuvieron que elegir entre dos recompensas financieras: un pago menor inmediato o un pago más grande en una fecha posterior.Los resultados demostraron que los participantes que escogieron un pago más grande en una fecha más tardía, es decir, que tuvieron más autocontrol, en general obtuvieron mayor puntuación en las pruebas de inteligencia.

Adicionalmente, las personas inteligentes no se preocupan por aquellas cosas que no pueden controlar.

 

8. Son sensibles a las experiencias de los demás:

Los psicólogos establecen que la empatía es un componente central de la inteligencia emocional. La idea es lograr sintonizar con las necesidades y sentimientos de otros, y actuar de una forma sensible con esas necesidades.

 

9. Pueden conectar conceptos aparentemente no relacionados:

Las personas inteligentes son capaces de ver patrones donde otros no pueden.

El periodista Charles Duhigg, autor del libro “El poder de los hábitos”, aporta que este tipo de conexiones es una marca de creatividad (que a su vez se relaciona estrechamente con la inteligencia).

 

10. Practican el hábito de la lectura:

Todas las grandes mentes dedican parte de su día a la lectura. Es decir, son lectores asiduos. No importa cuál sea el campo de acción, las personas exitosas que cambian el rumbo de la historia son quienes leen libros.

Diversos estudios han demostrado que la lectura incrementa la inteligencia verbal y la memoria.

 

11. Suelen postergar con frecuencia:

Las personas inteligentes saben sopesar sus prioridades, dándole la relevancia que se merecen sus asuntos de vida y de trabajo.

En tal sentido, suelen postergar las tareas cotidianas para trabajar en cosas que para ellos son mas importantes.

Saber procrastinar es una de las cualidades de las personas inteligentes.

 

12. No permiten que los errores de su pasado interfieran con su presente:

Las personas inteligentes entienden que no hay éxito sin los errores y fracasos del proceso. Ellos saben que estos fracasos están en capacidad de interponerse en el camino hacia sus objetivos, así que no permiten que esto suceda.

Aprenden las lecciones y las asumen como una oportunidad para ser mejores personas.

 

13. Duermen hasta tarde:

Una investigación de la Universidad de Madrid la cual analizó los patrones de mil estudiantes, descubrió que los estudiantes que se levantan más tarde y se duermen más tarde tienen un mejor coeficiente intelectual que los que madrugan y se duermen temprano.

El punto importante es saber cómo funcionan los ciclos creativos y de mayor energía de cada uno, y aprovecharlos al máximo.

Y, por otra parte, darle al cuerpo y a la mente  el descanso vital que requiere.

 

14. No se enfocan en cosas negativas:

Las personas inteligentes son conscientes que los pensamientos se convierten en hechos.

Por eso, es esencial tener presente que si lo único que se tienen son pensamientos negativos, la vida va a ser negativa.

 

15. No les importa lo que los demás piensen de ellos:

Las personas inteligentes no permiten que las opiniones negativas de los demás interfieran en su búsqueda del éxito y felicidad.

Se rodean de personas sensibles que comparten sus valores e intereses.

 

Es el momento de hacer una introspección y determinar cuáles de estos atributos tienes y actuar en consecuencia.

La pregunta a responder es si estás dispuesto a desarrollarlos