fbpx

La presión por enviar rápidamente un email es siempre un desafío, pero hacer retoques de maquillaje al último momento no te ayudarán mucho si tu comunicación no es de alto impacto. Escuché recientemente que reemplazar la palabra “comprar” por “adquirir” sería como reorganizar las sillas del Titanic. Eso es maquillar y no es la actividad más productiva que puedes hacer con tu comunicación.

 

El enfoque debes ponerlo en impacto.

¿Vas directo al grano en tu comunicación?

Necesitas ir al grano con tu mensaje principal para captar y centrar la atención de tu lector, pues él es quien decide cuánto de su atención va a darte y darle a tu comunicación.  Así que debes impactarlo de entrada. Da suficientes detalles para contextualizar tu punto principal y asegúrate de no lo estás encubriendo con detalles superfluos.

Las primeras líneas de cada párrafo son el abre-bocas de lo que sigue. Estas líneas no deben ser sólo descriptivas (me reuní con el cliente en su oficina de Boston), sino que deben comunicar la información más importante (mi reunión con el cliente se centró principalmente en los planes de crecimiento futuro). Es allí donde muestras tu capacidad de generar impacto.

Otra forma de impactar a tu interlocutor es personalizando tu contenido mientras te sea posible. Usa voz activa, no voz pasiva, “Jack cometió un error” es mejor que “un error fue cometido” – a menos, por supuesto, que no quieras delatar a Jack. Pero los mensajes sin escudos o intenciones escondidas generan más impacto.

Si durante el proceso de escritura tienes el concepto de impacto en tu mente, no deberías tener que hacer tantos retoques de última hora en el futuro.

 

Todos estos instrumentos podemos aprenderlos con Streamline.

Streamline es una metodología, que establece la nueva forma en que nos comunicamos e interactuamos, con el fin de decir menos para lograr realmente más. También nos provee innumerables beneficios, entre los cuales se encuentra el conjunto de habilidades y mejores prácticas para mejoras inmediatas en la comunicación diaria.