fbpx

¿Qué es una holocracia?

Una holacracia es un sistema de gobierno corporativo por el que los miembros de un equipo o empresa forman equipos distintos y autónomos, aunque simbióticos, para cumplir las tareas y los objetivos de la empresa.
El concepto de jerarquía corporativa se descarta en favor de una estructura organizativa plana en la que todos los trabajadores tienen la misma voz y al mismo tiempo responden a la dirección de una autoridad compartida.

¿Cómo funciona una holocracia?

En una holacracia, en lugar de contratar a una persona para que desempeñe un papel predefinido (como el que se indica en la descripción de un puesto de trabajo), las personas optan por asumir uno o más papeles en un momento dado y tienen flexibilidad para moverse entre equipos y papeles si tienen habilidades o conocimientos que resulten beneficiosos para la organización.

La holacracia pretende acabar con la gestión de arriba abajo y da a los individuos y equipos más control sobre los procesos.

Arthur Koestler, autor del libro de 1967 “El fantasma en la máquina”, acuñó el término holarquía como las conexiones organizativas entre holones (de la palabra griega para “conjunto”), que describe unidades que actúan de forma independiente pero que no existirían sin la organización en la que operan.
A continuación, Brian Robertson desarrolló:
  • El concepto y la dinámica de la holacracia mientras dirigía una empresa de desarrollo de software llamada Ternary Software a principios de la década de 2000.
  • En 2007, él y Tom Thomison fundaron HolacracyOne y publicaron la Constitución de la Holacracia tres años después.
  • Entre las empresas que han adoptado públicamente la holacracia de alguna forma se encuentra Zappos.com.
  • Zappos.com, con 1.500 empleados, es la mayor empresa que ha adoptado la holacracia.

Un ejemplo de holocracia

Un ejemplo de holacracia es la empresa de software de videojuegos Valve Corporation, creadora de la plataforma de videojuegos Steam. En Valve, se permite a los empleados trabajar en lo que les interese, pero también se les exige que se hagan cargo de su producto y de los errores que puedan cometer por el camino.
Los expertos afirman que esta estructura funciona bien para algunos, pero que hay muchos empleados excelentes para los que este tipo de organización es un lugar terrible para trabajar.

Conclusiones claves

  • Una holacracia es un sistema de gestión de una empresa en el que no hay roles asignados
  • Los empleados tienen la flexibilidad de asumir diversas tareas y moverse libremente entre equipos.
  • La estructura organizativa de una holacracia es bastante plana, con poca jerarquía.
  • La estructura, que tiene un conjunto de directrices establecidas como la Constitución de la Holacracia, funciona bien para algunos
  • Puede ser un mal ajuste para otros empleados que, de otro modo, podrían ser grandes en un sistema más jerárquico.

Consideraciones especiales

  • Los críticos han señalado que la holacracia como doctrina de gestión empresarial no significa el fin de la jerarquía corporativa.
  • La jerarquía sigue siendo una parte integral de la holacracia.
  • De hecho, las jerarquías y la rigidez que crea en los roles de los diferentes actores pueden ser más pronunciadas en la holacracia.