fbpx

Muchas veces nos referimos a las empresas ideales como aquellas organizaciones “que aprenden”. Si lo analizamos, es un nombre inapropiado porque la organización en sí misma no aprende. Las personas son las que aprenden. Debemos por tanto entender cómo aprenden las personas y cómo comparten ese conocimiento. Por tanto, en estre artículo te compartimos algunos datos para que descubras cómo aprendes.

 

Las cualidades del aprendizaje

Si intentamos detallar las propiedades del aprendizaje verdadero, podemos decir que son:

  • Estado de curiosidad y asombro.
  • Apertura a nuevas posibilidades.
  • Intuición de que el proceso de buscar una respuesta es más importante que la respuesta misma.
  • Acercamiento hacia el ambiente individual caracterizado por la experimentación: acceder a la información, analizarla y buscar nuevas conexiones e interrelaciones.

Se ha demostrado a través de los años que la manera más funcional de aprender es cómo lo hacen los niños: ellos construyen relaciones causa – efecto; su relación con el ambiente es abierta y prueban continuamente sus experimentos hasta que funcionan.

Si contrastamos estos comportamientos con los de las personas en las organizaciones, entenderemos rápidamente que como adultos somos aprendices pobres.

 

El aprendizaje hoy en día en las organizaciones.

Actualmente existe una búsqueda permanente a fin de encontrar respuestas a los desafíos que enfrentan las empresas, por lo que el aprendizaje se convierte en el instrumento central de adaptabilidad de estas empresas a estos contextos inciertos.

El desafío para los líderes es aprender continuamente de sí mismos, de sus organizaciones y de sus ambientes a fin de liderar la mejora en el desempeño de los individuos, de los equipos y de la organización.

El punto de partida para el aprendizaje es la curiosidad. El proceso de aprendizaje en la organización entonces debe mantener “siempre viva” la curiosidad, motivando a las personas a moverse  de un estado de “incompetencia inconsciente” a uno de “incompetencia consciente”, que permita explorar las propias limitaciones y dar paso al aprendizaje.

 

Una organización que aprende funciona así:

  • La gerencia está comprometida en transformar la capacidad de aprender en parte clave de su actual ventaja competitiva.
  • Comparte una visión desafiante de la organización deseada, en la que las personas se sientan totalmente incluidas.
  • Estimula y reconoce la experimentación, la colaboración y la innovación.
  • Posee múltiples canales para el aprendizaje.
  • Aplica una retroalimentación permanente y múltiple.

Si el problema del aprendizaje realmente posee dos caras, y si ambas, individuos y organizaciones deben cambiar, estas últimas no cambiarán hasta que los individuos lo hagan.

Las organizaciones sólo aprenden a través de los individuos que aprenden. Para lograr las metas organizacionales, debemos conocer las necesidades de nuestros aprendices.

Y si bien el aprendizaje individual no puede garantizar el aprendizaje organizacional, sin él, ningún aprendizaje organizacional puede ocurrir. Los individuos deben aprender para que las organizaciones progresen.

 

Una organización que aprende es un lugar donde las personas:

  • Están continuamente reevaluando su mundo y su modo de relacionarse con él.
  • Ajustan sus iniciativas de manera de identificar y cambiar los paradigmas existentes.
  • Generan el debate abierto y el cuestionamiento a fin de ser flexibles a mediano y a largo plazo.
  • Trabajan duramente en adquirir y desarrollar las habilidades necesarias para lograrlo, aprovechando las oportunidades de crecimiento disponibles.
  • Reconocen y recompensan no sólo el hacer sino también el pensar.
  • Están comprometidos con la visión/valores organizacionales y con el rendimiento de sus empleados a todos los niveles.
  • Aceptan y valoran los errores.
  • Hacen uso de la experimentación y el aprendizaje espontáneo de sus miembros.

Entonces, cuando tengas enfrente a la persona que estás pensando contratar, debes pensar cuidadosamente en las preguntas que le debes hacer: pues de sus respuestas podrás calibrar su capacidad de aprendizaje.

 

Algunas recomendaciones:

  • Pregunte al candidato sobre algo que haya aprendido recientemente y cómo podría aplicarlo a la posición para la que se le está considerando.
  • Mantenga la mente abierta en cuanto a lo que se considera “aprendizaje”. Es posible que haya aprendido algo o desarrollado una nueva perspectiva a partir de cursos en línea, libros, personas, poemas, canciones, películas, conversaciones, observaciones, reflexiones, recuerdos, etc.
  • Indague en qué tipo de contenido suele basarse para adquirir nuevas habilidades y puntos de vista. Recuerde que, para poder destacar la importancia del aprendizaje en su equipo, también debe estar preparado para responder a la pregunta usted mismo.
  • Dedique algún tiempo a profundizar en la cuestión del aprendizaje durante el proceso de la entrevista, ya que debe estar consciente de que el rendimiento futuro de una persona vendrá determinado en gran medida por el modo en que desarrolle sus habilidades de forma intencionada y sistemática.

En conclusión, el factor clave del éxito de una organización que aprende es su habilidad para renacer y reinventarse una y otra vez, en un proceso de retroalimentación activo y constante con el medio.

 

¿Quieres transformarte en tu mejor versión?

Si te interesa transformar y elevar tu potencial, te invitamos a reservar un espacio en nuestra agenda para que conversemos sobre cómo podemos ayudarte. Reserva tu asesoría gratuita aquí.